Skip to main content

Latitud y Facultad de Veterinaria, trabajan juntos en un proyecto de investigación orientado a
transformar el alperujo, subproducto de la producción de aceite de oliva, en un alimento
nutritivo para bovinos mediante técnicas de fermentación. La iniciativa no solo busca resolver
un grave problema ambiental, sino también abrir nuevas oportunidades para la industria
agropecuaria nacional.

En Uruguay, el desarrollo de la industria olivícola ha ido en aumento, con más de 7.161
hectáreas de olivos repartidas en 197 explotaciones. Sin embargo, este crecimiento viene
acompañado de un desafío significativo: la gestión del alperujo, el principal subproducto sólido
de la producción de aceite de oliva.

Este subproducto oscuro y ácido, que se genera en grandes cantidades durante la zafra de
marzo a mayo, ha representado hasta ahora un problema ambiental debido a su capacidad
para atraer insectos, generar olores y contaminar las napas de agua con polifenoles.
Conscientes de esta problemática, Latitud con lade Facultad de Veterinaria se embarcaron en
el proyecto de investigación titulado «Bioconversión de alperujo para la alimentación de
bovinos».

El proyecto se propone transformar el alperujo en un producto con alto valor nutricional
mediante un proceso de fermentación sólida aerobia utilizando hongos comestibles
degradadores de la madera.

Este tratamiento biológico no solo espera reducir los polifenoles que le otorgan un sabor
atringente, sino también aumentar las proteínas y la digestibilidad del alperujo, convirtiéndolo
en una fuente potencial de fibra y proteínas para rumiantes.

“Estamos explorando cómo mediante el uso de procesos biológicos amigables con el
ambiente se puede ofrecer una solución sostenible no solo para el manejo de desechos, sino
también como un recurso valioso para la industria ganadera”, explicaron integrantes del equipo de investigación del proyecto.

Durante las etapas iniciales, el proyecto se enfocará en optimizar las condiciones de
fermentación a escala de laboratorio antes de pasar a un piloto más amplio. Se llevarán a cabo
estudios detallados para analizar la composición química y las propiedades nutricionales del
alperujo tratado, evaluando su digestibilidad, capacidad de fermentación y descomposición en
el sistema digestivo de los rumiantes.

Este enfoque no solo pretende resolver un problema ambiental, sino también abrir un nuevo
mercado para los productores de aceite de oliva y ofrecer una alternativa alimentaria
económicamente viable para el sector ganadero.

Leave a Reply